¿Tienes dolor? Prueba los mejores antiinflamatorios naturales

La forma en que su cuerpo le dice que está mal, generalmente es a través del dolor. Para muchos, sin embargo, el dolor es crónico y de alta intensidad, por lo que solo el uso constante de anestésicos puede aliviarlo.

La recomendación en la mayoría de los casos es una aspirina o una píldora con ibuprofeno cuando aparece el dolor. ¿Pero es este enfoque realmente eficiente o seguro?

En el caso del ibuprofeno y la aspirina, los efectos secundarios incluyen anemia, daño en el ADN, pérdida de audición, hipertensión, pérdida de embarazo, gripe estacional y enfermedad cardíaca. Lo peor es que tales analgésicos sintéticos no hacen nada más que cubrir el dolor, no tratan la causa y causan más daño a través de los efectos secundarios.

Sin embargo, la buena noticia es que existen muchas formas naturales por las cuales puede eliminar el dolor sin dañar los órganos vitales y sin exponerse a los efectos secundarios. Y en la mayoría de los casos, estos remedios naturales incluso ayudan al cuerpo a sanar directamente la causa del dolor.

1) Cannabis. El primero y sin duda el analgésico más efectivo es el cannabis, que los científicos del Instituto de Medicina de EE. UU. (IoM) han identificado como una cura para todo tipo de dolor, tanto crónico como agudo. El cuerpo humano contiene receptores de cannabinoides que reaccionan a los cannabinoides en la marihuana, como el tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabidiol (CBD).

Los nervios periféricos en el cuerpo que pueden detectar sensaciones de dolor contienen receptores ricos en cannabinoides, que son activados directamente por los cannabinoides presentes de forma natural en la marihuana. Una vez utilizado, el cannabis bloquea eficazmente el dolor, incluido el dolor extremo causado por enfermedades autoinmunes y cáncer, sin efectos secundarios.

Por supuesto, esto no es un discurso libre para el uso de marihuana como droga. El cannabis medicinal es una de las hierbas más potentes con propiedades curativas. Mientras se use para este propósito.

2) Corteza de sauce blanco. La planta natural utilizada para producir aspirina, la corteza de sauce blanco, contiene una sustancia llamada salicina que, al ingresar al estómago, se convierte en ácido salicílico. Esta poderosa sustancia es reconocida en la literatura científica como un remedio eficaz para la inflamación, fiebre, trastornos gástricos y otras formas de dolor.

Tanto la medicina tradicional china como la europea prefieren la corteza de sauce blanco para tratar los dolores de cabeza, el dolor de espalda, la osteoartritis y las afecciones inflamatorias como la bursitis y la tendinitis.

3) Boswellia. También llamado “Tamia india”, el extracto de boswellia es otra poderosa sustancia antiinflamatoria presente en los árboles de boswellia. Es rico en ácidos boswélicos que estimulan la circulación sanguínea en las articulaciones y evitan que los glóbulos blancos inflamatorios entren en los tejidos afectados.

4) Capsaicina. Utilizada principalmente como anestésico local, la capsaicina alivia el dolor en los nervios, músculos y articulaciones al bloquear una sustancia química del cuerpo llamada “sustancia P” que transmite señales de dolor al cerebro. Al ser fácil de encontrar en pimientos, chiles, la crema de capsaicina se puede preparar fácilmente en casa al mezclar el chile en polvo con un aceite portador como el aceite de almendras o de jojoba y la cera de abejas.

5) Ácidos grasos Omega 3 . Los ácidos grasos omega 3 tales como los presentes en el cáñamo son potentes anti-inflamatorios y completamente naturales. Constantemente son benéficos para aliviar el dolor crónico y los trastornos inflamatorios, así como para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *