El propóleo cuenta con las propiedades de un antibiótico, estimula la inmunidad y te ayuda a mantener una piel sana, entre otros beneficios para la salud general del organismo. Estos son solo algunos de los beneficios del propóleos, una de las medicinas naturales más efectivas.

A continuación, compartimos algunas de las enfermedades que, si bien no completamente, al menos si en parte pueden combatirse con propóleos:

Estimula la inmunidad

Si sigue una cura con propóleos, aumenta la capacidad del cuerpo para combatir bacterias o virus. Esto se debe al rico contenido de antioxidantes y vitaminas. Es aconsejable el tomar frecuentemente durante un mes.

Alivio en caso de neumonía

Varios estudios han demostrado que el propóleo es un antibiótico natural altamente efectivo porque destruye alrededor de 30 tipos de virus. Si padece neumonía o infecciones del tracto urinario, use la tintura de propóleos con confianza.

Para prepararlo, sólo debemos de colocar 100 g de propóleos triturados en 250 ml de alcohol de 60 grados y deje macerar durante una semana. Se administra 3 veces al día, una cucharadita en un vaso de agua.

Efectivo en el tratamiento de úlceras

Si se padece gastritis o úlcera gastroduodenal, es aconsejable seguir un tratamiento con tintura de propóleos. Esto ayuda a curar el revestimiento del estómago y reduce la acidez.

Debe tomar 15 gotas de propóleos 15-20 minutos antes del almuerzo y otras 15 gotas 15-20 minutos antes de la cena. La cura puede mantenerse por un período de 3 meses, pero no menos de un mes.

Te deshaces del acné

Una crema a base de propóleos suele ser indicada para aquellas personas que sufren de acné. El propóleo es conocido por sus propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y curativas. Al mismo tiempo, las emulsiones a base de propóleo también se pueden usar como adyuvantes en el tratamiento de dermatitis y eccema.

Escrito por

Juan Camilo Gelvez

Estudiante de medicina